La actualidad...

Próximas citas...

...Charlas / eventos - Calendario completo

Todas y todos a la huelga el 8-M

En la primavera de 2017, a partir del movimiento argentino “vivas nos queremos” contra la violencia de género, en más de 170 países se organizaron paros entre la población femenina. Millones de mujeres daban así expresión a reivindicaciones históricas; en todas partes del mundo padecen la explotación, la precariedad, la discriminación salarial entre hombres y […]

Seguir leyendo

Revista mensual...

Votar es una opción contra las derechas, pero no te engañes: Sólo con la lucha obrera cambia la injusticia

Entre abril y mayo tendremos maratón de elecciones. Los partidos están en una actuación teatral continua para lograr apoyos electorales. El centro de todos los debates son el nacionalismo con el juicio del “procés”, y la preocupante entrada de la extrema derecha de Vox. Sin embargo, del paro, los despidos y EREs, los recortes y […]

Seguir leyendo

Trabajar en precario perjudica seriamente… ¡La vida!

Según el Ministerio de Trabajo 2018 fue, con 652 muertes de trabajadores, el año con más siniestralidad laboral desde 2011. ¡Vaya un récord macabro! Los sectores con mayor siniestralidad durante 2018 fueron el sector servicios, la industria, la construcción y la agricultura. Las industrias extractivas, el transporte y almacenamiento, la ganadería y, de nuevo, la […]

Seguir leyendo

Editoriales...

La manifestación de la derecha en Madrid: No es oro…

La “gran manifestación” que se convocaba este pasado domingo en Madrid, por parte de PP y Ciudadanos, con Vox, se ha quedado en “manifestación”. Ha sido grande –la cifran en 45.000 personas- pero nada lo que esperaban con el “subidón” tras las elecciones andaluzas. Por poner un ejemplo, la manifestación ha sido la mitad de […]

Seguir leyendo

Ni Maduro ni Guaidó, sino el pueblo venezolano

En estas últimas semanas se ha hablado mucho de Venezuela, a resulta de que el líder de la derecha, Guaidó, se haya autoproclamado una especie de presidente “interino” que –dice- querer convocar nuevas elecciones. Guaidó tiene el respaldo de EEUU y también de muchos otros países europeos, entre ellos España, pero también muchos otros países […]

Seguir leyendo

La huelga del taxi y el conflicto con los VTC: La jungla capialista

Los taxistas de Madrid se sumaron a la huelga de los taxistas de Barcelona –esta última recién finalizada- exigiendo una limitación del servicio que pueden prestar los vehículos de alquiler con conductor, los VTC que usan Uber y Cabify. En Barcelona han conseguido el compromiso de un decreto ley que obligue a contratar un VTC […]

Seguir leyendo

Noticias breves...

Muere Stephen Hawking, “historiador” del universo

El 14 de marzo de 2018 falleció Stephen Hawking, uno de los científicos más reconocidos de nuestra época. Los estudios de Stephen Hawking cambiaron nuestra visión del universo, de su historia, de sus mecanismos más fundamentales. Confiaba en lo que la ciencia y el conocimiento pueden aportar a la humanidad, declarando por ejemplo: “Me he […]

Seguir leyendo

¿Cómo se dice… “comunismo”?

Estudiando los idiomas de determinadas poblaciones en el norte de Malasia, un equipo de lingüistas suecos ha descubierto uno nuevo. Ese idioma es el reflejo de la sociedad en la que se formó. La diferencia entre los sexos apenas existe, no hay palabras para decir “violencia”, “propiedad”, “ley”, “tribunal”… Tampoco hay verbos equivalentes a “robar”, […]

Seguir leyendo

El drama de los migrantes sigue

Este domingo, 4 de febrero, han aparecido al menos 21 cadáveres de inmigrantes subsaharianos en aguas de Melilla. Intentaban llegar a las costas españolas a bordo de una patera, y se supone que naufragaron durante los últimos días, en los que se había decretado alerta amarilla por fenómenos costeros en estas aguas. No es extraño […]

Seguir leyendo

Voz Obrera es el nombre de los boletines de empresa y de este periódico, que agrupa a militantes comunistas e internacionalistas que luchan por una sociedad fraternal e igualitaria donde los medios de producción, la banca, las grandes empresas que dominan los sectores productivos, la tierra sean públicas y estén en manos de los trabajadores donde toda la clase trabajadora decida qué, cómo, cuándo producir y distribuir los bienes y productos necesarios para nuestra subsistencia. Luchamos por una sociedad donde la educación, la sanidad, y la investigación científica en beneficio de todas las personas sean prioritarias.

Para ello las decisiones se tomarán democráticamente, en lo que llamamos una democracia de trabajadores, por la libre expresión y mayoría de las y los trabajadores en el sistema que tradicionalmente se ha llamado socialismo o comunismo revolucionario que no tiene nada que ver con la dictadura de la burocracia estalinista de la URSS o el antiguo socialismo soviético de Rusia. En este sentido la clase trabajadora tendrá que organizar su poder político, es decir su poder social, destruyendo el parlamentarismo de la democracia capitalista, para acceder a nuevos órganos democráticos donde los trabajadores ejerzan directamente el gobierno en las fábricas y empresas, en los barrios…, en toda la sociedad y sus delegados sean elegidos democráticamente y revocables en cualquier momento siendo su salario nunca mayor que el sueldo medio de los trabajadores.

La sociedad actual que denominamos capitalista, está dividida en clases sociales:
  • Una minoría de ricos, banqueros, grandes empresarios y toda la ralea de altos funcionarios, directivos y sus jerarcas políticos, que dominan la sociedad a través de la propiedad privada de las grandes empresas y bancos y financian a sus políticos y medios de comunicación.
  • Y la mayoría de la sociedad, la clase trabajadora que por un salario trabaja y es internacional. Ésta, mantiene la sociedad en funcionamiento, con cada vez más salarios precarios, despidos y desempleo.

Somos más de 22 millones de asalariados en España, parados y activos, que desde los hospitales hasta la educación, pasando por las fábricas o el transporte hace que podamos comer, curarnos o vivir bajo un techo. Además las clases populares, la pequeña burguesía, los autónomos, pequeños empresarios, campesinos y que viven de su trabajo sin explotar a nadie que también pertenecen al mundo del trabajo. ¿Quién dice que no existe clase trabajadora?

Por su número, su importancia social y el papel que juega en la economía los trabajadores son la fuerza que puede cambiar el mundo. Incluso se lleva todos los golpes porque los capitalistas mantienen sus beneficios de la explotación del trabajo asalariado. Los patronos utilizan el paro para bajar los salarios y meter miedo. Y encima es la única clase que no está interesada objetivamente en dominar y explotar a nadie.

No proponemos un programa electoralista. Nuestro programa se basa en la lucha por aumentar la conciencia de clase. Pues las elecciones son un medio de conocer la opinión y el rechazo de las políticas antiobreras de los gobiernos capitalistas. A lo sumo podrán ser un altavoz de los trabajadores, y en los parlamentos la expresión de los oprimidos. Pero nunca engañaremos a los trabajadores con las ilusiones de que se puede cambiar la sociedad, destruir el capitalismo, construir el socialismo con elecciones y en el parlamento. Y en la democracia capitalista aunque haya libertades el poder lo tienen los capitalistas.

Por ello priorizamos el trabajo político en la clase trabajadora, sin distinción de categoría o nacionalidad, y donde ésta se encuentra: en las fábricas, empresas, y los barrios obreros y populares. De ahí que sigamos en la lucha en los lugares donde nos encontremos, hasta el final, a través de nuestros boletines de empresa y en los barrios. Tenemos la convicción de que la clase trabajadora tiene que salir a la calle, a la sociedad en lucha por sus propias reivindicaciones y estas movilizaciones y huelgas serán progresivamente más y más generales hasta la paralización del país y obligar a los gobiernos y los capitalistas a dar marcha atrás a todos sus ataques.

Estamos convencidos que es necesario construir un partido obrero, de trabajadores y comunista, que será, seguro, formado por miles de militantes y que será la confluencia de tendencias que existen en la lucha obrera. Y para construir este partido no hay atajos. Hay que estar y luchar permanentemente donde la clase trabajadora se encuentra y tiene su fuerza.