¡Colombia en lucha, contra la miseria!

En Colombia las protestas continúan; comenzaron el 28 de abril contra la Reforma fiscal, reforma que ya el gobierno ha tenido que retirar; no obstante, en las calles continúan en lucha llevando a cabo manifestaciones y protestas que están recorriendo medio mundo. El gobierno de Duque acaba de ordenar la militarización de las ciudades para intentar acallar la protesta. De momento hay 35 personas muertos y 400 detenidas, una auténtica barbarie represiva.
La juventud, la clase trabajadora y los pobres han salido a las calles, a pesar de la pandemia, porque su situación es límite, dadas las condiciones de miseria en que viven. Las protestas son lideradas por una juventud condenada al desempleo, al endeudamiento para el estudio y a condiciones laborales precarias; también por los sectores populares que en su mayoría viven de la economía sumergida y soportan la persecución policial a diario. Según cifras “oficiales”, la pobreza extrema alcanzó en 2020 el 42,5% de la población, un aumento de casi siete puntos respecto a 2019, que fue de 35,7%. ¡Es decir, en Colombia están en pobreza extrema 3,6 millones de personas!
En las principales ciudades las protestas siguen a la hora en que este artículo se escribe, y sigue una represión atroz, a pesar de que el gobierno ha dado un paso atrás con la reforma fiscal y llama al diálogo en un intento de desactivar la situación explosiva en las calles y la descomposición política de su gobierno. También ha dimitido el responsable de Hacienda.
Pero las manifestaciones continúan en la calle porque los problemas son profundos: la pobreza, la salud, el desastre organizativo con la pandemia, el hambre, la represión, la precarización laboral, la persecución a militantes estudiantiles y sindicales entre otros aspectos.
En definitiva, el pueblo colombiano está en la calle luchando contra el gobierno, contra la brutalidad policial, contra el hambre y la miseria, en definitiva, para salir de la indignidad en la que el capitalismo los arroja.

Etiquetas: