Los trabajadores de El Prat en huelga por sus derechos

Los trabajadores del metro de Barcelona han vuelto a la huelga para denunciar sus carencias. Concretamente hicieron paros de dos horas en los turnos de mañana, tarde y noche, entre los días 25 a 29 de febrero, coincidiendo con la World Mobile Congress, un congreso que atrae a las principales empresas de telecomunicación a exponer sus ideas de negocio.
Anteriormente estos trabaja-dores se habían movilizado para reclamar mejoras en su convenio. En esta ocasión sus reivindicaciones afectan a la estabilidad y a la salud laboral.


Los trabajadores denuncian que la presencia de amianto en algunas de las instalaciones y vagones sigue sin solucionarse. El amianto es un material prohibido por su toxicidad, su empleo pone en grave riesgo la salud de las personas. ¿Por qué se sigue utilizando? Que se siga permitiendo su uso en los servicios públicos es incomprensible.


Desde noviembre pasado, TMB, la empresa que gestiona el metro, ha venido realizando exámenes médicos a sus trabajadores, hasta el momento 12 de ellos han dado positivo en intoxicación por amianto. La empresa afirmó que, hasta la finalización de los exámenes, es posible que los casos aumenten.


Los trabajadores exigen, ya que la empresa no elimina completamente el amianto, que ésta les lave la ropa y que realice más exámenes médicos periódicos.


Otra de las exigencias es que cesen los despidos improcedentes. Dos trabajadores que denunciaron sus despidos han logrado una sentencia favorable y por ello la empresa debe o bien readmitirlos o bien abonar la indemnización correspondiente.


La estabilidad laboral es otra demanda que los trabajadores tienen pendiente con la empresa, por ello piden que tres trabajadores que vienen haciendo sustituciones en verano se incorporen a la bolsa de trabajo.
Por último, reclaman que la progresiva automatización del servicio de atención al cliente no implique la destrucción de un solo puesto de trabajo.
El calendario de huelga ha sido acordado por las distintas asambleas de trabajadores y respaldado por el comité de empresa. En estas asambleas se habían discutido tres posibles escenarios de huelga.


Una propuesta pedía la paralización de la jornada completa durante el congreso, obteniendo 90 votos. La propuesta por parte del comité de empresa de parar solo cuatro lunes empezando el día 11 de febrero, obtuvo 149 votos. Al final, la propuesta más votada partió de los propios trabajadores, por 200 votos se realizarían paros de dos horas, en tres turnos, durante todos los días que durara el congreso.


La lucha es el único camino si los trabajadores queremos mejorar nuestras condiciones laborales. La unión y la solidaridad es la mejor arma, por ello es importante entender las razones de la huelga y apoyar a los trabajadores, incluso en otros colectivos. ¡Viva la lucha de la clase trabajadora!