¡Derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui! ¡Abajo la dictadura de Mohamed vi!

El conflicto Marruecos/España sigue su curso. Marruecos, que presiona abriendo o cerrando los pasos fronterizos según conveniencia jugando con la vida y la muerte de las personas, ahora pide a España que aclare su postura en relación con el Sáhara occidental.
El “gobierno de progreso” sigue jugando a la ambigüedad –como gobiernos anteriores- en el tema del Sáhara, acogiendo por razones humanitarias al líder del Frente Polisario, pero al mismo tiempo mirando hacia otro lado cuando se trata de condenar enérgicamente la ocupación ilegal de Marruecos del Sáhara occidental.
Marruecos quiere un mayor reconocimiento un mayor reconocimiento de la ocupación del Sáhara Occidental, algo contrario a las leyes internacionales. De esta forma el pueblo saharaui lleva años de ocupación y exilio. Y aunque cara a la galería España está comprometida con la autodeterminación del Sáhara, los hechos desmienten tal compromiso.
Y es que España “vendió” al pueblo saharaui hace ya 46 años y desde entonces practica la inacción. Y esto a pesar de que la propia ONU concede que el Sáhara es un “territorio no autónomo” del cual España es la potencia administradora responsable de culminar el proceso de descolonización, garantizando el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Este derecho sigue en el aire, pero ningún estado –con la excepción de EEUU- reconoce tampoco la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara. En 1974 España anunció que no tardaría en realizar un referéndum entre la población saharaui sobre su independencia. ¡Pues ya está tardando!
La inacción de los sucesivos gobiernos españoles desde entonces, así como su complicidad, es una vulneración criminal de los derechos humanos, pues el pueblo saharaui vive desperdigado y acogido en campamentos argelinos, donde viven y sobreviven como pueden, con grandes carencias.
Las ansias expansionistas de Marruecos no son denunciadas por el gobierno español alto y fuerte, ya que las relaciones comerciales se resentirían con el país vecino y también porque tendría que hablar de la cobarde traición del monarca español, Juan Carlos I, que los abandonó a su suerte; por ello se escucha por parte del gobierno pocas críticas al régimen de Mohamed VI, que constituye una verdadera dictadura que mantiene a su propio pueblo en niveles de gran penuria y pobreza mientras él disfruta de lujos obscenos violando una y otra vez todo tipo de derechos humanos.
Numerosos colectivos y amigos del pueblo saharaui han convocado manifestaciones por todas partes en apoyo al pueblo saharaui, que confluirán en Madrid el 18 de julio para reclamar al Gobierno que se implique más activamente en la defensa de los derechos del pueblo saharaui.
¡Por un Sáhara libre!

Etiquetas: