Abengoa: explotación laboral a la carta

Inabensa, filial de Abengoa, ha propuesto este Enero otra nueva tanda de despidos y de extinciones de empleo voluntarias. Afectarán a los centros de trabajo en Huelva, Sevilla, Alicante, las Palmas y 8 centros de trabajo más.

No ha pasado más de medio año que Inabensa llevó a cabo un ERE en el que abocó al despido a 72 trabajadores, además de un ERTE de ocho meses de duración para 220 trabajadores más. Como guinda, acordó un ERTE de hasta dos años con los mayores de 59 años, al que se irían acogiendo a medida que fueran cumpliendo 61 años. Este último ERTE estaba condicionado a la creación de contratos de relevo, cosa que no ha ocurrido ni ocurrirá. Todo lo que saben hacer estos empresarios es mentir y explotar a los trabajadores.

Para justificar estos nuevos ataques a la clase trabajadora, Abengoa aduce que “la situación económica y financiera de la empresa ‘obliga’ a la adopción de medidas de reestructuración.” Esta vez se trata de un nuevo ERE, en el que otros 72 trabajadores serán despedidos forzosamente, y otros 78 trabajadores podrán adherirse a la extinción voluntaria de sus contratos. Para ambos grupos de trabajadores la empresa ha decidido indemnizar con 20 días por año trabajado, más 4.700 euros lineales.

La empresa da además 15 días de plazo para que la comisión representativa se forme, ya que “existen centros afectados que no cuentan con representantes legales de los trabajadores”. ¡Qué casualidad! Ya tenemos más clara la política que sigue la empresa en lo que se refiere a trabajadores sindicados o representantes de trabajadores. “Una vez constituida la comisión, la empresa comunicará formalmente el inicio del periodo de consultas.”

Para los trabajadores la expulsión del puesto de trabajo, sin embargo para los bonistas todo son facilidades, al ampliarles Abengoa el plazo para adherirse al contrato de reestructuración, que nadie se quede sin su trozo de pastel. Todo un detalle que demuestra de qué lado está la patronal, del dinero.

Por eso los trabajadores tenemos que estar más que nunca unidos y no permitir que nos engañen con este tipo de propuestas. ¡Con nuestro futuro y el de nuestros hijos no se juega!

 

Comments are closed.