8m: Día de la Mujer Trabajadora, día de lucha

El 8 de marzo es oficialmente el día de la mujer, y el origen de esta fecha se remonta a 1910, cuando la II Conferencia de Mujeres Socialistas, con Clara Zetkin, decidió la declaración de un día internacional de lucha para recordar a las 129 trabajadoras textiles muertas en una fábrica de Nueva York al provocar el patrón un incendio para sofocar sus protestas.
Es un día que se celebra a nivel internacional pero que poco a poco quieren despojar de su carácter de clase, de su vinculación con el movimiento obrero y sus luchas, haciendo pasar tal día como un día festivo más.
El movimiento socialista nunca separó, con justa razón, el problema de la mujer del problema social y económico, viéndolo como una opresión más del capitalismo y además muy ligado al problema de la propiedad privada de los medios de producción.
No, el 8M fue concebido como un día de lucha y así debe seguir siendo. Porque a pesar de los avances queda mucho camino por recorrer.
Porque muchas trabajadoras siguen ocupando los peores trabajos y recibiendo menores sueldos y una menor consideración social. Porque la lacra de la violencia contra la mujer sigue provocando no solo opresiones, sino muertes por todo el mundo.
Por eso este año tan especial por la pandemia queremos destacar la valentía de todas las trabajadoras que luchan por mantenerse a flote, por impedir, junto a sus compañeros, la pandemia de despidos que recorre el mundo: trabajadoras del hogar, colectivo altamente feminizado, trabajadoras de residencias, telemarketing, sanidad, y un largo etcétera… con especial mención a las trabajadoras de AERNOVVA-SEVILLA que han llevado a cabo una huelga de más de 80 días, sin olvidar a aquellas que han apoyado desde la retaguardia a sus compañeros desde casa, alentándolos en una lucha difícil y larga, comprendiendo que con esta lucha han levantado un poco la dignidad de toda la clase obrera sevillana.

Etiquetas: