La banca sigue destruyendo empleos a cambio de beneficios

A finales de agosto el Banco Sabadell planteó un expediente de regulación de empleo (ERE), para despedir a 1.900 trabajadores, se trata del 13% de su plantilla. El 85% de estos despidos se concentrará en la red de oficinas, por ello se cerrarán 320 sucursales.
Además, otras 176 oficinas verán disminuidas su actividad, con horarios restringidos en función de la demanda o necesidades según perciba la propia entidad.
La plantilla del banco ya pasó por un plan de prejubilaciones que afectó a 1.800 trabajadores, a finales del 2020.
Su presidente ha justificado el ERE en aras de mayor rentabilidad y para que el proyecto sea sostenible. Su plan pasa por reducir gastos para mejorar la eficiencia y, en última instancia, la rentabilidad, que sigue por debajo de la que exigen los inversores (coste del capital).
¡No se contentan con los 200 millones de beneficios obtenidos por el banco, entre enero a junio!
La banca en su conjunto ha elevado a 17.000 el número de empleos perdidos, desde el inicio de la Covid, destruyendo empleo a un ritmo acelerado. Y lo hace como el resto de empresas privadas, exclusivamente para salvar beneficios y contentar a sus accionistas.
La plantilla del Sabadell tiene actualmente a más de 2.000 trabajadores con más de 55 años, nada le impide llevar adelante otro plan de prejubilaciones. Pero los beneficios ciegan. Sabadell no solo no va a ceder,-dice- y ya ha advertido que, quienes se encuentren ahora en esta franja de edad podrán prejubilarse, pero esta vez solo van a percibir el 55% del salario bruto anual. Unas condiciones que ni de lejos se parecen al plan anterior.
SABADELL RECORTA EN 2020 1800 PUESTOS DE TRABAJO
En diciembre de 2020 el Sabadelldestruyó1800puestosde trabajo. Ofreció prejubilaciones, jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas. En esa ocasión los trabajadores salieron mejor parados. En efecto, en ese plan de prejubilaciones que se llevó adelante en 2020 y que se hizo efectivo durante los primeros meses de 2021, el banco ofreció el 75% del salario anual hasta los 63 años. Ahora ofrecen solo el 55%: la racanería se recrudece y la carroña de accionistas huele que apesta.
No bien acabada esta operación de destrucción de puestos de trabajo, el Sabadell llevó a cabo 200 nuevas contrataciones destinadas a jóvenes. Desde 2015, el banco lleva a cabo el programa de “talento joven”, con el fin de captar trabajadores recién salidos de la formación académica. En esta ocasión, tras la selección que se hace dentro de ese programa, estos jóvenes atenderán las áreas de negocio y pymes, en oficinas de diferentes localidades.
En este nuevo ERE del Sabadell, no podrán adherirse mayores de 63 años ni los trabajadores entre 50 y 55 años. Los trabajadores de menos de 50 años o que no cumplan con la antigüedad de 15 años, pueden salir con una indemnización de 27 días por año, máximo hasta 18 meses.
Los sindicatos llevarán adelante convocatorias de movilizaciones pues consideran esas condiciones económicas insuficientes, sobre todo debido a la buena salud financiera del banco.
La banca acumula dinero de sobra para invertir en la creación de puestos de trabajo. No hay que olvidar que fueron rescatadas con dinero público y llevan años destruyendo miles de puestos de trabajo por la sed de beneficios.
¡Hay que expropiar a la banca para ponerla a funcionar bajo el control de la población!

Etiquetas: