Grecia: ¿cómo escapar de los impuestos? ¡Siendo multimillonario!

Al  gobierno griego, que no vacila en reducir casi a la mitad el nivel de vida de los trabajadores,  le cuesta mucho perseguir a algunos miles de sus residentes que poseen cuentas no declaradas en  Suiza y son, por tanto, presuntos defraudadores.

Existe una lista de los que han depositado su dinero en el banco suizo HSBC. Esta lista ya había llegado al ministerio francés del presupuesto en 2009. Que la transmitió entonces a su colega griego.

La administración griega primero dijo que rehusaba servirse de una lista robada, luego que la había perdido, después que la había vuelto a pedir a Francia y que todavía no la había recuperado…

Un periodista, Kostas Vaxevanis, encontrando sin duda que la broma duraba demasiado, publicó finalmente la lista el sábado 27 de octubre. Al día siguiente la policía estaba en su casa para detenerle. Liberado por la tarde ha sido juzgado el 1º de noviembre, lo que demuestra que el Estado se da a veces mucha prisa… Finalmente, como no podía ser de otra forma, ha sido absuelto.

En esta lista se encuentran empresarios, algunos de los cuales han cobrado ayudas del Estado, burgueses más o menos grandes y algunos armadores.  Pero ahí está solo la morralla, desde el punto de vista del fraude. Porque, con crisis o sin crisis, los grandes armadores griegos, que se benefician de un régimen fiscal realmente paradisíaco y totalmente legal en el propio país,  han aumentado aún más su fortuna este año, ampliando su flota y sus cuotas de mercado.

La ley está hecha para los ricos y los impuestos para los pobres.