En Madrid los neonazis asoman la pata

El pasado día 18 un grupo de neonazis se movilizó por Chueca- el barrio gay de Madrid- al grito de consignas como “fuera sidosos de Madrid”. Aunque no fueron más de 300 personas, el hecho de que estos grupos se atrevieran a manifestarse así muestra que vivimos en un periodo en el que se sienten lo suficientemente fuertes.
Esto puede resultar a primera vista contradictorio, pues tenemos el gobierno que más ha apoyado al movimiento LGTB en España. Por eso hay que preguntarse ¿en qué medida garantiza algo el hecho de tener un gobierno más progresista?
Ya se ha visto que el parlamento no es una barrera para la extrema derecha. Ante la subida de ideas reaccionarias la izquierda reformista no ha hecho más que llamar al voto. De alguna manera esto es una forma de desmovilizarnos: la única manera de hacer retroceder esas corrientes es un movimiento obrero fuerte que tome esos problemas en sus manos en lugar de rendirse y confiar en el gobierno para que proponga soluciones.

Etiquetas: