El rescate a los bancos es un robo a la población trabajadora. La situación es grave, ¡hay que salir a la calle!

Mintiendo una vez más, el gobierno y los medios de comunicación nos hablan del “préstamo” que la Unión Europea ha dado a los bancos españoles ante su quiebra financiera. Mientras regalan millones de euros a los bancos, dicen que no hay dinero para los parados, los autónomos, los trabajadores; despiden a mansalva, recortan en Sanidad, en Educación y nos bajan los salarios. No es casualidad, porque estos ladrones, -el gobierno, los banqueros y los grandes empresarios-, nos roban para mantener sus ganancias.

Sea “rescate” o “préstamo”, el problema es quién va a pagar esos 100 mil millones de euros que van a salvar a los banqueros. Y está claro que el gobierno de Rajoy, los banqueros y los grandes empresarios están organizando su propaganda y sus acciones para que una vez más seamos los trabajadores quienes paguemos con recortes salariales, sociales y el paro.

Como todo el mundo sabe, este “préstamo” a los banqueros lo garantiza el Estado a través de FROB, el Fondo Estatal de garantía bancaria.     Nadie da duros a real y todo préstamo tiene sus condiciones de devolución. ¡Ya está bien de mentiras! Por culpa del gobierno y de los banqueros cada españolito o españolita que nace al mundo viene ya endeudado con más de 2100 euros.

No es un préstamo a los bancos en quiebra, es un robo a los trabajadores que estamos salvando, una vez más, los beneficios que durante años han obtenido los banqueros y la gran patronal a costa del ladrillo y sus negocios.

Esta crisis capitalista está provocada por la avaricia de empresarios y banqueros que durante años inflaron los precios de los pisos ganando millones de euros y endeudando a la gente. Cuando no pudieron seguir endeudándose y había que pagar los préstamos se quedaron con los terrenos y pisos. Más de millón y medio de viviendas sin vender en manos de los bancos hacen de lastre en sus cuentas. Ahora quieren que paguemos los platos rotos de esos banqueros con los recortes, bajadas de salarios y paro.

Esta crisis sólo tiene una solución: hay que investigar a los bancos y a los banqueros para saber que han hecho con los beneficios de los años de la burbuja inmobiliaria, hay que expropiarlos sin indemnización para salvar el dinero de los trabajadores y los depósitos.

Para ello necesitamos saber la verdad y controlar esa investigación públicamente. Los trabajadores de la banca deben sacar a la luz el robo que durante años han hecho los banqueros y empresarios, el dinero negro, dónde están los paraísos fiscales,  los negocios y corrupciones.

¡Ya está bien de tanto ladrón, de tanto robo a la sociedad! Ya está bien de tantos millones para los banqueros y despidos, paro, y recortes para las clases populares.

Estamos equivocados si creemos que en nuestra empresa no va a pasar nada. Ya no hay isla ni convenio que proteja a nadie. El capitalismo es como un drogadicto que necesita más y más droga, que es el dinero, para sobrevivir.< Hay que salir a la calle y mostrar nuestra rabia! ¡No podemos bajar la cabeza y aceptar más y más sacrificios! Porque cada sacrificio de los trabajadores son los beneficios de esta burguesía parásita, ladrona, y de su gobierno. ¡POR TODO ESTO HAY QUE DECIR EN LA CALLE QUE LA CRISIS DEL CAPITALISMO NO VAMOS A PAGARLA Y EXIGIR TODOS JUNTOS!:

  • REPARTO DEL TRABAJO SIN BAJAR LOS SALARIOS
  • PROHIBICIÓN DE LOS DESPIDOS
  • CONTROL DE LOS TRABAJADORES DE LAS CUENTAS DE LAS EMPRESAS Y BANCOS: LEVANTAMIENTO DEL SECRETO COMERCIAL Y BANCARIO
  • EXPROPIACIÓN DE LA BANCA
  • ¡CUÁNDO LOS PRECIOS AUMENTAN LOS SALARIOS Y JUBILACIONES DEBEN AUMENTAR!

Un número cada vez mayor de trabajadores, de asalariados, de parados, están tomando conciencia de que los sacrificios que se les impone no son una fatalidad sin remedio. Son conscientes de que el dinero existe, no se ha evaporado, de que las riquezas existen y que los trabajadores, todo el mundo del trabajo, tendría la fuerza suficiente y los medios de impedir esta regresión social, tomando el dinero de los verdaderos responsables de esta crisis, los capitalistas, los banqueros y los políticos a su servicio, haciéndoles retroceder.