AMPLIACIONES EN FERIA

        Como todos los años, y ya es una costumbre, las ampliaciones de jornada en feria se han vuelto a repetir de una forma masiva. Todavía recordamos el caso de un jefe de tráfico que llegó a ampliarse hasta 25 horas en un mismo día. Todos podemos comprender que en días de feria, con los atascos que se producen, se  pueda terminar un poco más tarde, pero no es de lógica que no se programen los servicios de los mandos intermedios, cuando sabemos que todos los años ocurre lo mismo y máximo cuando todavía quedan compañeros en la bolsa.

        Este año nuestro señor gerente se dio su paseíto por los especiales de feria en el Prado y le llamó la atención a algunas personas, pero todos sabemos que es su forma peculiar de ganarse al gran público. ¡Si  verdaderamente quiere rebajar los gastos, podía empezar por hacer una certera planificación y dejarse de tanta encuesta y tanto cuento!