Negocios sucios en la aeronáutica andaluza

40 trabajadores de LTK400 de ALESTIS han sido despedidos porque la empresa dice que sobran. ¡Pero lo que sobra son explotadores!
Tras la compra de ALESTIS por ACITURRI, de una inversión millonaria y de suculentos fajos de euros en forma de subvenciones públicas, la empresa quiere ahorrarse sueldos y de paso trasladar la explotación a los trabajadores que quedan.
La empresa ACITURRI está despidiendo gratis a estos 40 trabajadores de LTK. Peor aún usan el dinero público para costear los despidos de estos trabajadores, pues han recibido subvenciones millonarias de la SEPI (que posee el 25% de ALESTIS) y ese dinero lo emplean para despedir.
Además, la empresa utiliza el miedo para dividir a la plantilla, pues conoce y teme la fuerza que tiene si se mantiene unida. ¡Y habría que aprovechar esa oportunidad y plantarle cara al empresario!
¡No debemos consentir más abusos!
Mientras esto sucede, las principales compañías del sector aeronáutico siguen proponiendo “ajustes” este 2020 por la bajada de beneficios. Afectará a las plantas de Sevilla y Cádiz y tendrá graves consecuencias para la industria auxiliar.
Los trabajadores les hemos sacado adelante aviones para sus ventas millonarias, soportando abusos y precariedad, junto a ello nos han aplicado recortes, ERE y despidos. Todo ello mientras ellos ganaban millones.
Ahora se proponen seguir exprimiéndonos aún más. ¡Los recientes despidos son una antesala de los que está por venir!
¡No esperemos al siguiente golpe, hay que unirse y organizarse!

Etiquetas: