El drama de los migrantes sigue

Este domingo, 4 de febrero, han aparecido al menos 21 cadáveres de inmigrantes subsaharianos en aguas de Melilla. Intentaban llegar a las costas españolas a bordo de una patera, y se supone que naufragaron durante los últimos días, en los que se había decretado alerta amarilla por fenómenos costeros en estas aguas.

No es extraño que muchos inmigrantes sigan intentando cruzar el Estrecho para llegar a Europa a pesar de las alertas meteorológicas. Lo que los mueve es más potente que los peligros y las políticas antimigratorias de los gobiernos de la UE: la miseria y la barbarie del mundo capitalista.

Comments are closed.