Directivos de Air France agredidos: los corderos se convierten en leones

Los periodistas de la derecha se han escandalizado al ver la reacción de grupos de trabajadores de Air France agrediendo a directivos de la empresa al enterarse de los 2.900 despidos que prepara esta empresa.

Como sabemos la industria aeronáutica está llevando a cabo reconversiones en todas partes del mundo que suponen el despido de cientos de miles de trabajadores y la privatización de las empresas relacionadas con este sector.

En España Iberia fue privatizada y hubo cientos de despidos a través de los EREs. La privatización de Aena y posterior eliminación de empleos, es otro ejemplo en España. En Francia los despidos colectivos de trabajadores han sido, como aquí, continuos y en Air France también.

Digamos que la cosa viene de lejos. El capitalismo y la patronal solo ven la cuenta de resultados y sin beneficios este sistema económico no funciona. Por ello tratan de abaratar la mano de obra despidiendo a trabajadores para que el paro presione a la baja los salarios y con las subcontratas los trabajadores estén divididos y con bajos salarios.

Es la fuerza colectiva de los trabajadores y la generalización de las luchas la que nos dará la victoria y parará las agresiones a nuestras condiciones de vida.

Ver a un directivo con la camisa y la corbata rotas por la indignación de los trabajadores es una buena noticia pues muestra quienes son nuestros enemigos, quienes se enriquecen y cobran sueldos millonarios a costa de los despidos y la miseria de los trabajadores.


A continuación, el comunicado de Lutte Ouvrière del martes 6 de octubre:

“Quiero expresar mi apoyo a los trabajadores en lucha de Air France, indignados por el anuncio de 2.900 despidos en su empresa.

Las imágenes de dirigentes de Air France huyendo del Comité de empresa, altercados, muestran que la rabia ha estallado. ¿Qué se creían? ¿Acaso que los trabajadores de Air France iban a dejar que los echasen sin más, que iban a aceptar el paro y después a depender del comedor social, sin ninguna oposición, sin gritar su rabia?

Los trabajadores de Air France, todos ya sean personal de tierra, azafatas o pilotos, han hecho muchos y grandes sacrificios, sacrificios sobre su sueldo y sacrificios sobre sus condiciones laborales. ¡Y contra ellos continúa ahora el chantaje de la quiebra de la empresa! Amenazan a los trabajadores culpabilizandoles, con hacerles pagar el afán de ganancias durante todo este tiempo, de la dirección de la empresa.

Los ministros Macron y Valls condenaron con fuertes palabras los trabajadores pero ni una palabra para preocuparse de la violencia cometida al arrojar al paro a sus trabajadores, en un país con 6 millones de parados. Expresan desde el principio su total apoyo a la dirección de Air France, que ordena los despidos. Se posicionan de nuevo en cuerpo y alma del lado de la patronal.
Por todo, los trabajadore de Air France ¡sí que tienen motivo por cabrearse!

Nathalie Arthaud”