¡Reparto del trabajo sin bajar los salarios!

Las prejubilaciones no son nada nuevo, se vienen realizando desde hace muchos años. Lo llevan a cabo las empresas que están en “dificultades” o para ganar más dinero y contratar en precario. Así, la salida de trabajadores con ciertas garantías económicas les permitía seguir la actividad. Actualmente usan las prejubilaciones para deshacerse del personal con más edad, que suele ser el más caro. Así trasvasan sus gastos laborales a las cuentas públicas, llegando a proponerte que pidas el despido tú mismo.

En grandes empresas con beneficios, como por ley no pueden proponer EREs, están promoviendo lo que llaman “desvinculaciones”, que viene a ser que pidas el despido y te doy una indemnización a lo largo de varios años hasta que puedas jubilarte. En el caso concreto de Telefónica (pero que no es único, eléctricas y bancos hacen cosas similares) están proponiendo a los empleados con 53 años irse a casa cobrando el 68% del sueldo, pagando la empresa las cotizaciones para jubilación a la Seguridad Social hasta los 65 años o hasta que te prejubiles si lo haces antes. Como trabajador parece que “sólo pierdes” el 32% de tu sueldo y no tienes que ir a trabajar. Los inconvenientes vienen cuando ves que ese sueldo estará congelado durante los 12 años que faltan para jubilarte. Pero aún así hay a quién le salen las cuentas. Pero ¿qué pasará? De momento, y gracias a las subcontratas, la empresa emplea el 32 % del sueldo en pagar a un trabajador precario.  A corto plazo parece que no gana mucho, gasta lo mismo por los dos trabajadores. Pero dentro de 12 años, sacará de sus cuentas a los  caros y los habrá sustituido por trabajadores precarios y baratos. Los beneficios aumentarán. Ellos ganan.

¿Podrán nuestras pensiones ser soportadas por sueldos de subsistencia? ¿Podrán trabajadores precarios cotizar para que se paguen grandes pensiones? Seguro que no. Y tras un sueldo congelado nos enfrentaremos a una pensión más baja de la que prevemos hoy. No en vano llevan años diciendo que el sistema no es sostenible, que hagamos planes de ahorro privados. Muchos empleados de Telefónica tienen ese plan de pensiones privado, pero ¿serán como prometen? En Chile estamos viendo ahora mismo protestas porque no han funcionado como prometían.

Con el reparto del trabajo sin bajar los salarios podríamos recapitalizar la Seguridad Social. Y mientras eso llega, pidamos el contrato de relevo, así podremos irnos a casa si queremos pero sabiendo que nuestro trabajo seguirá cubierto en las mismas condiciones.