¡Ni Felipe VI, ni dictadura de los capitalista!

Más de uno ha quedado hasta la coronilla de la ceremonia de coronación de Felipe VI, de las niñas y de la “solícita” mamá-Letizia. El nuevo rey ha empezado su andadura haciendo oídos sordos a toda la represión que se ha desplegado en torno a su acto de coronación, y que ha supuesto para muchos madrileños no poder mostrar ese día ni una triste chapa con la bandera republicana. Ha habido varios detenidos.

Este rey “moderno” -como nos lo están presentando- ha elegido como su primer acto institucional el apoyo a las víctimas del terrorismo… Su segundo acto ha sido una misa con toda la familia real y Rouco Varela… Y su primer viaje al extranjero… ¡al Vaticano!

Se comprende perfectamente que muchas personas en España quieran enviar al cubo de la basura la vieja institución monárquica, reaccionaria y parásita. Pero no es el rey el que mueve las palancas del poder. Tanto en regímenes republicanos como monárquicos, son los capitalistas los que poseen el poder real, sirviéndose de intermediarios políticos –tanto de derechas como de izquierdas- que de hecho son sus marionetas.

El verdadero problema no es el tipo de institución sino la clase social que detenta el poder. La experiencia prueba que los políticos republicanos pueden llevar a cabo políticas tan reaccionarias y anti obreras como cualquier monarca de turno, para interés de los capitalistas y de la burguesía. ¡Y es esto lo que hay que cambiar!