Los recortes en la educación y sanidad es el pago a los banqueros de Bankia

     Qué casualidad que los 30.000 millones para salvar a Bankia son los recortes en Sanidad y Educación. La crisis que ha provocado la banca con la burbuja inmobiliaria la pagamos todos: los trabajadores interinos, los empleados y funcionarios y los usuarios de estos servicios, alumnos y enfermos.

     Los recortes en la Educación conducen a una situación dramática: clases de 40 alumnos, horarios aumentados, profesores cambiados de disciplina sin ninguna preparación, imposibilidad de desdobles y atención para los alumnos más débiles, etc. Y, encima, unos políticos con pocos escrúpulos presentan una imagen de los profesores y maestros como gente que trabajan poco y que disfrutan de privilegios.

     Maestros y profesores tienen toda la razón de multiplicar sus protestas y de pedir un cambio frente a estos ataques. La

Logroño: Clase magistral en la calle. Protesta marea Verde

Educación es el futuro de las nuevas generaciones; hay que cuidarla e invertir el dinero necesario para que sea una prioridad. Pero esto son los maestros y profesores quienes lo pueden imponer luchando al lado de todos con la perspectiva de una escuela publica, gratuita e igualitaria.

     Los trabajadores de la sanidad pública se movilizan también. La falta de camas, de medios, se hace ya insoportable y la disminución del salario es indignante. Se hace urgente elevar un nivel más la movilización, juntándonos todos los trabajadores y trabajadoras en acciones conjuntas.