Contra los despidos y cierres de empresas: ¡prohibición e investigación de la contabilidad de las empresas!

     Hace unas semanas nos enteramos del cierre de INDUYCO. Esta empresa del ramo del textil pertenecía al grupo de empresas de EL CORTE INGLÉS. Era la empresa originaria que fabricaba las prendas a una multitud de marcas de la casa, como Síntesis o Tintoreto. Desde hace años esta empresa se dedicó a subcontratar la producción, primero a talleres y cooperativas de pueblos con mano de obra barata. Después externalizó la producción progresivamente en el extranjero, en países con mano de obra barata como Marruecos.

     En Sevilla esta empresa llegó a contar con 3000 trabajadoras y trabajadores. Ahora había unas 300 personas trabajando.

     El cierre se ha producido sin información pública y significa una pérdida de empleo y de futuro. El Corte Inglés es la primera empresa del país en su sector con millones de beneficios que van a parar a los bolsillos de sus grandes accionistas y entre ellos la familia Areses, propietaria mayoritaria.

     ¿Cómo es posible que una empresa con beneficios cierre sus plantas sin más eliminando miles de puestos de trabajo en España? Esta situación, como otras, no podemos consentirlas los trabajadores. Es necesario prohibir los despidos e investigar las contabilidades de las empresas hasta expropiarlas si es necesario.

¡SÍ SE PUEDE!

Con los 100.000 millones de euros que le van a dar a los bancos se podrían crear 5 millones de puestos de trabajo a 25.000 euros anuales.

Con los 30.000 millones de dinero público para Bankia no se tendrían que hacer recortes en Sanidad y Educación.

Con las 800.000 viviendas nuevas sin vender o los 3.000.000 de viviendas vacías se acabarían las familias sin casa.

¡JUNTOS LOS TRABAJADORES PODEMOS!