Las grandes empresas están muy satisfechas

Entre amigos anda el juego. Por ello las grandes empresas españolas no han cesado de alabar la política y la reforma laboral del gobierno en una gran convención celebrada hace unos días en Bilbao, “Global Fórum Spain”. Aunque aclaran que las reformas aún son insuficientes, “han sentado las bases de una recuperación que sus compañías están notando…”; evidentemente no es el mismo caso para los trabajadores.

Y su satisfacción no es para menos. Las grandes empresas españolas, las que forman parte del IBEX 35, ganaron en conjunto 18.500 millones de euros, casi un 60% más que en 2012, y esto a pesar de la crisis. Como ejemplos: el Banco Santander con unos beneficios que han superado en un 90% los del año precedente. Por no hablar de Telefónica que ganó 4.592 millones de euros, a razón de 12,5 millones diarios, con un incremento del 16,93% respecto a 2012. Precisamente su presidente, César Alierta, ya ha declarado en numerosas ocasiones que estamos saliendo de la recesión, lo que no le impide tacañear con las condiciones de trabajo y salariales de los trabajadores de su empresa y subcontratar servicios con empresas que imponen condiciones del siglo pasado a sus trabajadores.