La huelga general y las movilizaciones en Cádiz contra el cierre de Airbus Puerto Real

El viernes 18 de junio tuvo lugar una huelga general en la provincia de Cádiz. El motivo es el cierre programado de la planta de Airbus de Puerto Real por parte de la dirección y contra la pérdida también de miles de puestos de trabajo en la industria auxiliar. Este cierre auspiciado y querido por la multinacional, ha sido negociado por el gobierno y las cúpulas sindicales mayoritarias.

Una gran manifestación salió de las puertas de la factoría en dirección a la capital, acompañados de trabajadores provenientes de Getafe y Sevilla. Unos 1.500 trabajadores iniciaron la marcha, de algo más de 10 Km. A su llegada a Cádiz recorrió los barrios populares y obreros y se fueron sumando más trabajadores.

Los trabajadores han continuado sus protestas dentro del calendario de movilizaciones previsto. El pasado jueves,

1 de julio, tuvo lugar una nueva manifestación, “Por la recuperación del empleo, la industria y el sector aeroespacial en Cádiz”. Además, reclaman la recuperación del sector naval, cuya carga de trabajo viene disminuyendo cada año.

La patronal de Airbus busca la forma de obtener mejores beneficios mediante la destrucción de puestos de trabajo estables, para luego contratar más barato. Esa “reorganización” supone básicamente eso, crear más desempleo y precarizar las nuevas condiciones de trabajo.

Es también el ejemplo de la banca, que despide a miles de trabajadores, mientras sus socios y accionistas se embolsan millones. Es así, no porque el banquero o el presidente de Airbus sean “malvados”, sino porque el sistema capitalista no conoce otra forma de funcionar que no sea acumular beneficios y la única forma de obtenerlos es explotando a la clase trabajadora.

Airbus quiere hacer “economías”, ahora con Puerto Real, porque para la multinacional los trabajadores son como un tornillo más; en cambio ha obtenido un beneficio neto de 362 millones de euros en el primer trimestre de 2021, unos resultados mejores de los previstos según ellos mismos publican.

La huelga demuestra que el poder lo tienen los trabajadores; sin ellos no hay producción y sin ésta no hay ganancias. Por todo esto los trabajadores deben seguir la lucha y buscar la solidaridad obrera. ¡Viva la lucha de la clase obrera!

Etiquetas: