Cuando calentarse en invierno es un lujo

En estos días de ola de frío se dispara el precio de la luz, llegando a superar este jueves el récord de 2013, con más de 95 euros el MW/h. El propio ministro de Energía Álvaro Nadal reconoce que con estos niveles, la luz “costará unos cien euros más al año” —lo cual evidentemente incrementa la llamada “pobreza energética”. O sea que cuando más electricidad se necesita, más difícil es costearla y hay más gente que no puede ni encender la calefacción.

¿A qué se debe esto? Nos hablan de causas “coyunturales”, como la falta de viento, el alza del petróleo o el parón de las centrales francesas…

La realidad no es tan complicada: la luz es un mercado, muy rentable. Un solo ejemplo: el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, cobra 2.407 euros… ¡por hora! Y en su web esta misma empresa avisa con visible satisfacción que “incrementa la remuneración a sus accionistas un 8 %”.

Tranquilicémonos: esa gentuza no pasará frío.