Trabajadores de Airbus acusados

Para defender los derechos contra la reforma laboral del PSOE, los trabajadores de Airbus se movilizaron en la huelga general de 2010. Durante un piquete de huelga en la puerta de la fábrica hubo enfrentamientos entre la policía y los trabajadores, en los que hubo varios heridos e incluso disparos al aire por parte de un policía. Las consecuencias de estos hechos fueron 8 trabajadores imputados con petición de 8 años de cárcel cada uno. Se les acusa de atentado contra la autoridad y contra el derecho de los trabajadores, entre otras cosas.

Después de 4 años están todavía esperando la fecha del juicio. La estrategia de la Dirección de Airbus es de un apoyo pasivo para no tener críticas por parte de los trabajadores. Lo único que ha condenado es la imputación de delitos desproporcionados.

Con esta represión, por parte del Estado, quieren meter miedo a todos los que quieren luchar para defender sus derechos laborales. Desde el franquismo no se recuerda una imputación tan dura.

Por este “aniversario” se organizó una concentración en la fábrica a la que asistieron unas 500 personas, entre ellos, los trabajadores de Coca-Cola que vinieron a mostrar su solidaridad. Ellos también son atacados; a pesar de los grandes beneficios de Coca-Cola deciden echar en febrero a unos 800 trabajadores y suprimir unos 1200 puestos de trabajo indirectos. Hace poco, un juicio declaró ilegal estos despidos. Pero el grupo Coca-Cola no cumple la sentencia de readmisión inmediata. Continúa la fábrica cerrada y los trabajadores en el paro.

La dirección de Coca cola intenta encontrar algunos dirigentes sindicales con quien sería posible negociar contra los intereses de los trabajadores. Pero los trabajadores desde hace meses tomaron el control de sus reivindicaciones y siguen movilizándose para salvar sus derechos.

Cuando el Estado o la patronal atacan, la solidaridad y la unión es la mejor arma de los trabajadores. Estos compañeros nos muestran el camino a seguir. ¡Viva la lucha de la clase obrera!