Recortes contra la vida

El compañero Pepe ‘El Caminante’,  comenzó una huelga de hambre el día 11 de septiembre, en Sevilla, ante la intransigencia de la Consejería de Educación, en su lucha por conseguir un monitor a tiempo completo para su hijo en horario escolar.  Como él, muchos otros niños con necesidades educativas especiales carecen de la atención necesaria en otros colegios e institutos.  La situación de Pepe es un ejemplo del sufrimiento de las familias, consecuencia de los recortes.

El reverso de esta lamentable situación lo vemos en una clase política ajena a los problemas de los trabajadores y las familias, obedeciendo al dictado del dinero, vendida al gran capital y que defiende intereses funestos para la clase trabajadora, pues los recortes no son más que despojar a la gente del producto de su trabajo para enriquecer, en última instancia, a la banca y grandes fortunas. Desde el gobierno central, hasta la Junta o Ayuntamiento, ningún partido en el poder defiende a la clase trabajadora de una manera clara e intransigente; a lo más que llegan algunos es a poner parches a la situación.

Estamos con Pepe, en su lucha diaria y en la de la clase trabajadora en su conjunto. Es esta fuerza numerosa, imparable, organizada, cuya movilización hará frente al capital y sus defensores para hacer valer sus propios intereses de clase.

Etiquetas: