Las mentiras del gobierno sobre el paro

Mientras que Rajoy y sus ministros tratan de vender la recuperación económica y la bajada del paro, la dura realidad se abre paso: el empleo que se crea es precario con salarios bajos. Necesitaríamos 20 años para volver al 8% de paro antes de la crisis. En realidad los beneficios empresariales están subiendo gracias a la explotación salarial del trabajador.

El gobierno de Rajoy con su ministra Fátima Bañez a la cabeza no deja de lanzar las campanas al vuelo anunciando el fin de la crisis y el comienzo de la recuperación económica. Las últimas noticias sobre la supuesta disminución del paro son el argumento para decirnos que todo comienza a ir bien y que las reformas del gobierno dan sus frutos.

Sin embargo la realidad es terca como una mula porque la mejora económica no se ve por ningún lado. Es más, el día a día nos muestra una degradación continua de las condiciones de vida de los trabajadores: los trabajos que hay son cada vez peores, la miseria va en aumento, los contratos son a tiempo parcial y temporales. El gobierno junto con la patronal está consiguiendo que la mitad de la clase trabajadora esté en paro o en empleos precarios. Por primera vez los contratos precarios han rebasado la línea del 50%. Es decir que más de la mitad de los trabajadores asalariados están trabajando en precario sin contrato fijo.

Según el INE el salario anual más común es de 15.000 €, es decir menos de 1000 € netos. Según las estadísticas oficiales del INE, las bajada del desempleo durante el 2013 y en lo que va de año son en gran medida producidas por la disminución de la población activa. Es decir hay menos jóvenes mayores de 16 años en edad de trabajar y la emigración ha hecho mella.

Para más engaño, el paro sigue en los 6 millones de personas, se han destruido 4 millones de empleos desde la crisis, y volver a la situación de pre-crisis, 8% de paro, exigiría crear 4,5 millones de empleos, y si se crearan 3 millones volveríamos al 14% de desempleo, media de los últimos 30 años.
En conclusión: ¡a este ritmo necesitaríamos 20 años para crear 4 millones de empleos!