La voracidad de la patronal española no tiene limites

El presidente de la patronal no tiene bastante: en sus últimas declaraciones sigue pidiendo salarios variables y un mercado laboral más flexible, lo que ya todos sabemos lo que quiere decir. Y cómo tiene que dar una de cal y otra de arena, también dice Rosell que a partir de ahora se van a crear entre 300.000 y 400.000 empleos, siempre que se “alivie” la presión fiscal. No ha podido negar que, de crearse, estos empleos serían la mayor parte de ellos temporales y con bajos sueldos. El presidente de la patronal quiere que los empresarios paguen menos Seguridad Social, paguen salarios menores… Resume su fórmula diciendo que hay que “hacer legales las necesidades reales”; por supuesto, las necesidades reales no son el derecho de todo trabajador al pan, a la vivienda y a un sueldo digno, como podéis imaginar.

Esto solo es un chantaje más de la patronal para que luego los patronos y accionistas vuelvan a llenar sus bolsillos, a pesar de la crisis. Y no es el trabajador el que debe cobrar menos, sino que es el empresario el que se debe embolsar menos millones.

Si a esto unimos las declaraciones del presidente de la patronal leonesa, diciendo que despedir y contratar debe ser totalmente libre y gratis y preguntándose él mismo que si un empresario debe pagar por despedir, ¿por qué los trabajadores no pagan a los empresarios para contratarlos?… ¡Apaga y vámonos!

Habrá gente que se escandalice, pero hay ya trabajadores que cobran una miseria y que no pueden ni mantenerse con su salario. ¡Es hora ya de recuperar la dignidad de trabajadores y salir a luchar!