La huelga y las movilizaciones del 24 de Octubre fueron un éxito

Millones de personas participaron en la jornada de protesta contra la Ley Wert de educación. La huelga fue masiva así como las manifestaciones que llenaron las capitales del país con familias enteras. Padres, profesores, alumnos -todos juntos- salieron a la calle para defender la educación pública de los recortes y de la nueva ley que va a suponer dar un paso más hacia una escuela pública disminuida para pobres y potenciar la escuela privada o concertada para ricos.

Al igual que en sanidad lo que pretenden es dar un nuevo nicho de negocio al capital privado. Negocio suculento que hasta ahora estaba copado por el sector público.

Lo que demuestran estas movilizaciones, como la del domingo pasado en Madrid de la marea blanca, es que sectores populares y de trabajadores nos negamos a ser la mercancía de los desalmados que pretenden hacer negocio con nuestro sistema público.

Los recortes, las privatizaciones, son ataques que se suman al paro, a los despidos, los bajos salarios y la precariedad laboral dentro de una estrategia política y social orquestada por el gobierno del PP y que tiene detrás a esa oligarquía financiera y empresarial que quiere mantener sus privilegios y ganancias a costa de todos.

Ahora es urgente preparar nuevas movilizaciones que unan más y más al pueblo trabajador. Ser consciente de nuestra fuerza fundamental, pues somos los trabajadores los que mantenemos en marcha la sociedad y no el mundo del dinero, las finanzas o sus políticos.

Etiquetas: