El cierre de Puleva en Alcalá

Puleva va a cerrar su fábrica de Alcalá de Guadaira. Los trabajadores y la empresa –grupo Lactalis- han llegado a un acuerdo para el cierre de esta planta sevillana y el traslado de los trabajadores a Granada. Este acuerdo ha sido dado por bueno por el 92% de la plantilla puestos en la disyuntiva de elegir entre el paro o el traslado de ciudad. Tras la lucha de la plantilla –compuesta por 70 trabajadores- han conseguido al menos que sean respetadas las condiciones de trabajo de la que parten y que todo el colectivo trabaje en Granada y no dispersos por otras fábricas en distintos puntos de España.

Lactalis ha puesto como argumento para el cierre de la fábrica de Alcalá la “bajada de las ventas”. Pero hay que recordar que la multinacional francesa Lactalis cuenta con beneficios astronómicos, poseyendo numerosas marcas de lácteos. Concretamente en 2013 obtuvo un beneficio de 43 millones de euros.