EEUU: los republicanos y los demócratas atacan a los desempleados

Los republicanos y los demócratas del Congreso dejaron que los fondos para la ayuda federal a los desempleados se agotaran a finales de julio. Como resultado, para el mes de agosto, más de 30 millones de desempleados han tenido que depender de los beneficios estatales de desempleo que, en todo el país, son en promedio menos de $300 por semana, lo que no es suficiente para cubrir el alquiler en muchas ciudades, sin mencionar el pago de alimentos, servicios públicos o cualquier otra cosa. Decenas de millones de trabajadores y sus familias se enfrentan ahora a la falta de vivienda y al hambre.
No crea que los demócratas y los republicanos tienen la culpa de no extender el poco alivio federal y las protecciones para los desempleados. Los políticos de ambos partidos afirman que de alguna manera no pueden trabajar juntos. Pero trabajaron juntos estrechamente… cuando se trataba de asegurar las ganancias de las grandes empresas.
A principios de marzo, los demócratas y los republicanos impulsaron nuevas reducciones de impuestos para las grandes empresas y los muy ricos que valen 650 mil millones de dólares sólo en este año. Los demócratas y republicanos también dieron a la Reserva Federal plena autoridad para comprar billones de dólares en deuda privada tanto de los grandes bancos altamente endeudados como de las grandes empresas no financieras, poniendo así billones de dólares más en manos de los capitalistas.
En realidad, los republicanos y los demócratas también acordaron esta vez dejar que los beneficios de alivio federal para los desempleados se agotaran. Así, los políticos ayudan a los jefes a tratar de obligar a los trabajadores a aceptar salarios mucho más bajos y peores condiciones de trabajo.
Lo mismo es cierto para la moratoria de desalojos, que los republicanos y demócratas también dejaron correr a finales de julio. De esta manera, los políticos también ayudan a entregar a las familias de la clase trabajadora en bandeja de plata a los capitalistas y banqueros, que hacen cola para aprovechar la creciente ola de desalojos y ejecuciones hipotecarias, comprando propiedades a precios de venta a domicilio y facilitando el aburguesamiento de los barrios de la clase trabajadora.
No, toda la lucha entre los Demócratas y los Republicanos es en realidad un disfraz para el apoyo bipartidista de los políticos para ayudar a los capitalistas a atacar a la clase obrera con el fin de aumentar los beneficios y la riqueza de las empresas.

Traducido de www.the-spark.net

Etiquetas: