40.000 plazas en Andalucía: Susana jugando al despiste

Susana Díaz va anunciando a bombo y platillo la creación de 40.000 plazas de empleo público en Sanidad y Educación. Se trataría de una convocatoria de carácter extraordinario y que por ello necesita la aprobación del gobierno central ya que se estaría poniendo una excepción a la tasa de reposición, por la cual en los últimos años las convocatorias han sido muy limitadas.
“Haya o no haya presupuestos en España se puede hacer y se va a hacer”, dice Susana en el mismo tono petulante al que nos tiene acostumbrados. Ya está “vendiendo la moto” antes de tenerla asegurada y es que los tiempos políticos los maneja a la perfección.
Esta convocatoria, de hacerse –lo cual estaría muy bien-,  no supone creación de empleo público pues se convoca para dar estabilidad en el empleo a interinos y eventuales que ya están trabajando y que, como la propia Junta reconoce, no supondría costes adicionales. ¿Por qué no lo han hecho antes, pues? ¿Por qué han dejado trabajar en interinidad o precariamente a muchos eventuales? ¿Por qué ahora sí es posible la convocatoria y antes era imposible?

Susana Díaz no puede seguir jugando al despiste con los puestos de trabajo ni con convocatorias que están en el aire y mucho menos mentir haciendo ver que ella crea empleo público. Porque toda su trayectoria la desmiente. Sólo el año pasado dejó en la calle a unos mil interinos en Educación por la implantación del francés “a coste cero” como decía.  Maestros sustitutos con años de experiencia y con, por lo general, vacantes asignadas durante años anteriores, se vieron de golpe y porrazo en la calle. El costo para ellos fue enorme: perder su medio de vida.
Los trabajadores eventuales, los interinos de salud y educación, todos los trabajadores en definitiva, debemos tomar la iniciativa y exigir sin descanso el reparto de trabajo entre todos sin bajar los salarios y la prohibición de los despidos. ¡Se puede y se debe!