Las trampas del nacionalismo

     Próximamente van a concurrir elecciones autonómicas en Cataluña. Sin embargo, el tema de discusión, dentro y fuera del país, no es la situación social y económica que está siendo una catástrofe humana.

     Y lo que para la derecha y la burguesía catalana y española hubiera sido un problema, mantener el tema del paro y los recortes sociales y salariales como prioritarios en la política, se ha convertido en una cortina de humo con la entrada del nacionalismo y la independencia en los debates.

     CyU, el partido político de la burguesía catalana con Mas a la cabeza, ha dirigido la situación hacia el problema nacional ocultando el robo social que su gobierno, como el del PP, está realizando a los trabajadores en pos de mantener las ganancias del capital. Esto le viene de perlas a la política del PP en el gobierno central. Esta política se retroalimenta. A Rajoy y a Mas le permite dirigir la atención hacia otro lado y desviar las luchas.

     Como estamos comprobando, no es un problema de déficit fiscal territorial contra Cataluña, es un problema de explotación contra la clase obrera sea de donde sea.

     No es a través del nacionalismo, en cualquiera de sus facetas, que la clase obrera podrá emanciparse y solucionar sus problemas. Es en su lucha contra el capital y en nuestra sociedad el problema no es territorial sino social y la expropiación de la burguesía y el control obrero de la sociedad, la solución. Otra cosa es por donde empecemos.