El reconocimiento del Estado palestino

Hace unos días en el parlamento español todos los grupos políticos se pusieron de acuerdo para reconocer al Estado palestino. Tímidamente han dado un paso hacia esta reivindicación histórica de los palestinos, que llega tarde y de forma incompleta. Varios países europeos también lo han hecho. Pero hay que subrayar que Europa siempre ha mirado hacia otro lado en la masacre del pueblo palestino y que en este conflicto tiene las manos manchadas de sangre. Los palestinos no solo piden que sus fronteras sean reconocidas, sino también que los más de 6 millones de refugiados que viven en países vecinos puedan volver a su tierra.

Israel ha incumplido sistemáticamente todos los acuerdos internacionales habidos y por haber, ha realizado bombardeos indiscriminados, ha ampliado asentamientos judíos en Cisjordania, ha atacado ambulancias con heridos, mata y secuestra a palestinos de forma indiscriminada… y Europa los ha dejado hacer, amparados claramente por EEUU. Nunca una verdadera sanción a los dirigentes de Israel, sino todo lo contrario: ventas de armas, muy buenas relaciones comerciales… La UE y EEUU son cómplices y agentes del terrorismo de Estado que ejerce Israel.

Sería deseable que una fracción de los israelíes acaben por oponerse a su gobierno y por convencerse que no hay paz posible sin que sean reconocidos los derechos de los palestinos. Pero verdaderamente el fin de la opresión sólo será posible con la caída del conjunto del sistema imperialista, fundado sobre la dominación y la explotación del mundo por unas grandes potencias. Es el combate que deberán llevar juntos los trabajadores y los explotados de esta región, judíos y árabes.