Chile: huelga de los mineros de cobre

Los 2.500 trabajadores de la mina de cobre Escondida, en el norte de Chile, llevan desde el 9 de febrero en huelga por los sueldos. En esta mina situada a 3.000 metros de altura, en la que las condiciones de trabajo son durísimas, han instalado un campamento y organizado un fondo de solidaridad para aguantar lo más posible.
Cuando la negociación del convenio para el periodo 2017-2019, el sindicato de mineros pidió un aumento de los sueldos del 7% y el pago de una prima anual de 25 millones de pesos, o sea un poco más de 36.000 euros. La dirección de la mina propuso una prima de tan solo 8 millones de pesos (11.700 euros) sin ningún aumento de los sueldos. La inflación en Chile ronda el 4% en estos últimos dos años, por lo que la reivindicación de los mineros sólo busca mantener su poder adquisitivo. Hace años que sin las primas anuales no se podía vivir.
La mina de Escondida produce el 5% del cobre mundial y sus principales propietarios, BHP Billiton (57%) y Río Tinto (30%) son grupos multimillonarios. Usan el argumento de una reducción de los beneficios por causa de la bajada de los precios del cobre. Pero el pasado julio, BHP Billiton anunció un beneficio de 1.200 millones de dólares en el primer semestre de 2016; por su parte, el día antes de que empezara la huelga, Rio Tinto se congratuló de los 4.620 millones de dólares ganados en el año 2016.
Se ve claramente que la bajada de los precios del cobre no es otra cosa más que un pretexto para no subir los salarios. Ya en 2006 y 2011, cuando el salario era más elevado, los trabajadores de Escondida tuvieron que hacer una huelga de varias semanas para conseguir aumento y primas.
De momento, la dirección de la mina sigue negándose a volver a la mesa de negociación. El gobierno chileno dice que está preocupado —no por el nivel de vida de los mineros sino por el PIB del país… Al igual que en 2006 y 2011, los mineros no tienen otra solución que la lucha para imponer a su dirección que suba los sueldos, tomando el dinero donde está, en los beneficios ya acumulados.