Votar es una opción contra las derechas, pero no te engañes: Sólo con la lucha obrera cambia la injusticia

Entre abril y mayo tendremos maratón de elecciones. Los partidos están en una actuación teatral continua para lograr apoyos electorales. El centro de todos los debates son el nacionalismo con el juicio del “procés”, y la preocupante entrada de la extrema derecha de Vox. Sin embargo, del paro, los despidos y EREs, los recortes y el dinero que se llevan y se han llevado los corruptos, banqueros y capitalistas, nada de nada. ¿Es casualidad que tanta banderita -española y catalana- nos oculten los problemas del mundo del trabajo?


Sánchez sólo ha subido el salario mínimo a 900€; podría haber implementado medidas urgentes en favor de la clase trabajadora y de los sectores populares a través de decretos leyes, eliminando la reforma laboral, creando empleo público…


¿Por qué no lo ha hecho? Simplemente porque Sánchez no tiene la voluntad de gobernar en contra de la banca y de la burguesía y en favor de las clases trabajadoras. Medidas contra el paro y los despidos han brillado por su ausencia. La estrategia de los socialistas es “votadnos que viene la extrema derecha”. Podemos e IU viven sus horas bajas. Entre peleas internas han perdido la confianza de sectores populares que habían ilusionado después del 15M. No es casualidad que cientos de miles de personas se abstuvieran en las elecciones andaluzas.


Pero, en este contexto de amenaza de la derecha con llegar al poder gubernamental otra vez, ¿qué podemos ganar los trabajadores en las elecciones? Durante los gobiernos, tanto socialistas como del PP, han ganado siempre los mismos. Recientemente en prensa se publicó que el número de millonarios “se ha disparado en España un 76% desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, y abarca ya a 224.200 personas y una fortuna global en torno a los 565.700 millones de euros”. Las mayores empresas del Ibex-35 disparan sus beneficios a 41.700 millones en 2017, un 20% más.


¿Y quiénes han perdido en favor de las clases burguesas? Es una evidencia que a las clases trabajadoras y populares les ha tocado pagar la crisis. Las grandes empresas están realizando despidos colectivos, EREs, con miles de trabajadores: La Caixa, Santander, Vodafone, Día, la Naval de Sestao, Alcoa etc. Un ejemplo: 173 trabajadores de la Naval de Sestao estuvieron en Madrid manifestándose; la ministra socialista declaró que el gobierno no podía hacer nada porque la UE prohibía cualquier tipo de ayuda. ¡Cuándo en este país se han rescatado con millones a los bancos!


Entonces, ¿Cómo podemos ganar las clases trabajadoras y populares? ¡Con la movilización y la lucha obrera, hasta expropiar a los capitalistas! Cada vez se hace más palpable la necesidad de construir un partido de trabajadores, que luche para prohibir los despidos, y EREs, reparta el trabajo entre todos sin bajar los salarios, expropie los bancos en un único banco público y los servicios esenciales en empresas públicas, cree empleo público directamente… ¡Este partido tiene que decir la verdad y decir claramente que, para cambiar la sociedad, hay que derrocar el capitalismo!