UNION AFRICAINE DES TRA- VAILLEURS COMMUNISTES IN- TERNATIONALISTES (Costa de Marfíl)

En cuanto a la situación política en Costa de Marfil, estamos en la recta final de las elecciones presidenciales convocadas para finales de 2020. Todavía no se ha acabado el mercadeo entre formaciones políticas. Siempre es posible un cambio de alianzas, como ya sucedió en el pasado, porque todos los candidatos y sus partidos son iguales y pueden mezclarse dependiendo de las circunstancias y sobre todo de las ambiciones personales de unos y otros.

Los protagonistas son los mismos de siempre. Está Alassane Ouattara, el actual presidente. Está el viejo Konan Bedie, con su retórica xenófoba y demagógica de toda la vida. Está también Laurent Gbagbo, el anterior presidente, perdedor de la última votación, y viene con los que se reivindican de su herencia.

Es de recordar que fue una batalla entre estos tres cocodrilos la que prendió fuego al país. Cada uno se apoyó en su etnia o su región para mantenerse o conquistar el poder. Los mismos están en la carrera. No se puede descartar por completo la posibilidad de nuevos enfrentamientos.

Para transmitiros el temor que sienten muchas personas, voy a citar la letra de un vídeo que puso un artista en las redes sociales. Dice lo siguiente: “Nos pegamos y matamos por gente que ni siquiera nos conoce… ¡Esto se acabó! Los políticos crearon sus partidos para burlarnos. Somos nosotros los idiotas… No discuten. Somos nosotros, nos pegamos, nos matamos y terminamos con kalash. La guerra no nos conviene… Encontrad un acuerdo para no verter más sangre… Nuestros dirigentes se han dividido porque cada uno quiere dirigir. Si no sabéis qué ha pasado: nosotros pagamos por ellos. Mataron, violaron… Los sacrificados fuimos nosotros, dimos nuestros pechos y ellos se beneficiaron.” Nada permite decir que no volverán a hacerlo.

Etiquetas: