Trabajadores agredidos por la policía en la huelga de Amazon

El segundo día de huelga, la policía, en la misma línea de no permitir actuar a los piquetes, acabó agrediendo a los trabajadores y uno de ellos terminó herido y con los dientes rotos.

 

índice

Los trabajadores de Amazon en Madrid han aprovechado los tres días de “Prime Day”, de mayores ventas, para realizar tres jornadas de huelga.

Se oponen a un nuevo convenio que ha impuesto de manera unilateral la patronal, que empeora las condiciones laborales, en aspectos como el derecho a baja por enfermedad.

La empresa hizo todo lo que podía para arruinar la huelga: una vigilancia y control constante de la policía, que impedía informar a los trabajadores que acudían a trabajar, así como la contratación de cientos de trabajadores únicamente para estos días de mayores ventas, que contrarresten los efectos de la huelga, incluso la empresa contrató a una persona para observar y grabar a los huelguistas. Otra dificultad es el hecho de que los transportistas trabajan para empresas externas, las cuales no se han sumado a la huelga.

A pesar de todo, en torno a un 80% de la plantilla se ha sumado a los paros, frente al 20% que ha acudido a trabajar, en su mayor parte, trabajadores temporales, que temen no ser renovados, como les ocurrió a cientos de ellos en las jornadas de huelga de hace unos meses.

El segundo día de huelga, la policía, en la misma línea de no permitir actuar a los piquetes, acabó agrediendo a los trabajadores y uno de ellos terminó herido y con los dientes rotos.

La patronal junto con la policía del Estado no duda en reprimir a los trabajadores en cualquier ocasión que estos se organizan y luchan por la conseguir derechos laborales.

Todo ello mientras en esos momentos, el dueño de Amazon se convertía en el hombre más rico del mundo.

Comments are closed.