Todo sube, faltan mercancías… ¡Normal, para el capitalismo!

El ministro Garzón, de Consumo, dice que en España no va a haber problemas de desabastecimiento como está ocurriendo en el comercio mundial; que lo que ocurre es normal porque tras la pandemia crece la demanda, pero la oferta aún no ha recuperado la “normalidad”, lo que de paso provoca una elevación de precios. ¡Todo normal!

Así, el ministro nos lanza un mensaje de tranquilidad, diciendo que todo será temporal hasta que las empresas recuperen su actividad pre- pandemia. Por todo ello también es normal la subida de precios, y también es un problema coyuntural debido “a las tensiones en el mercado de la energía”, y que si no fuera por esto el IPC sería también “normal”.

Lo que ocurre con la luz también está ocurriendo con los alimentos y los productos perecederos, como la fruta. Según muchos medios no va a tardar mucho en generalizarse el alza de precios. ¿Pero es normal que las eléctricas ganen 700.000 euros por hora, superando con creces la barrera de los 6.000 millones anuales? ¡Bajo el capitalismo sí, es cierto, es normal!

Los medios hablan de que la subida de la inflación va a continuar casi todo el año; afecta a nivel mundial, pues en todas partes –incluso EEUU- hay un aumento de precios, afectando a los productos básicos de la compra, la vivienda, las energías, etc. Todo sube, normal, porque también han subido las materias primas y las empresas van a repercutir la subida en la población. Esto también es lo “normal”, a lo que nos tienen acostumbrados.

En esta lógica, también debería parecer normal que los trabajadores y la población en general, vieran aumentados sus salarios. Pero no, se dice que no puede ser, que no es el momento, que aumentaría la inflación… ¡Pero los trabajadores no son los responsables de las subidas de precios, sino sus víctimas! ¡Por ello, hoy más que nunca sería “normal” retomar las luchas en las calles exigiendo una subida inmediata de sueldos y pensiones según el costo de vida! ¡Esto sí que justo y necesario!