¡Solidaridad con los refugiados e inmigrantes de la guerra y del hambre! Rajoy, Merkel , Hollande, Obama, ¡basta de hipocresía!

Las avalanchas de los inmigrantes y refugiados de las guerra y del hambre son causadas por las guerras de los países imperialistas de EEUU, UE, y sus aliados. Los refugiados e inmigrantes son nuestros hermanos víctimas de las políticas de los que nos recortan los servicios públicos, desahucian o despiden.

Las imágenes de los refugiados intentando llegar a Europa, atravesando países en condiciones deplorables han levantado una ola de solidaridad y de apoyo en muchos países. Cientos de miles de personas huyendo de la guerra han atravesado Turquía, Grecia, Hungría etc. para llegar a los países europeos más ricos, sobre todo Alemania, y están pidiendo asilo en la UE. Por otra parte, hay también una emigración económica provocada por el hambre y la miseria de países africanos explotados por las grandes multinacionales europeas y americanas y que se corresponden con el viejo control colonial de Francia y Gran Bretaña.

Hasta tal punto este éxodo ha logrado las simpatías populares que hasta Rajoy declaró que abriría las puertas a las “cuotas” de refugiados que nos toque de la UE. Lo que ahora dice Rajoy, Hollande, o Merkel, no son más que hipócritas declaraciones de los que verdaderamente han ocasionado las guerras. Pues son estos jefes de gobierno, junto al resto de los de la UE y EEUU, los que han creado los conflictos para mantener su poder sobre el petróleo, el control geoestratégico de oriente medio y norte de África, apoyando incluso regímenes integristas y asesinos como el de Arabia Saudí o Israel.

En toda la prensa y los medios de Europa se oculta la verdadera causa de estas migraciones, a los verdaderos culpables de la situación: los paísesimperialistas que han creado o apoyado directa o indirectamente las guerras de Afganistán, Irak, Siria, Libia o las agresiones de Israel a los palestinos, Sudán y un largo etcétera. Son los responsables de sembrar la muerte y la destrucción, destrozando países con bombardeos, mintiendo y manipulando a la población con falsedades como las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein, apoyando cuando les convenían a los integristas musulmanes, cuando no los atacaban, y entre tanto vendiendo armas a todos para una masacre en el cual los pueblos son víctimas inocentes directas o indirectas de la OTAN, y los países y gobiernos que la componen.

La prueba de esta política criminal es el anuncio de Hollande, apoyado por Rajoy, de intervenir militarmente contra el Estado Islámico, un Estado apoyado por Arabia Saudí aliado de EEUU y originado en un principio por EEUU e Israel. Hay que parar estas guerras imperialistas que sólo causan dolor a los pueblos y beneficios a los grandes capitalistas y banqueros. Por ello es fundamental movilizarse en contra y apoyar a los refugiados e inmigrantes.