¿Por qué no bajan realmente las cifras del paro?

Actualmente 1 de cada 4 personas en edad de trabajar está en paro, según las estadísticas oficiales. Seguramente la cifra es superior. En épocas de expansión económica, de crecimiento como dicen los políticos de la burguesía, el desempleo puede bajar hasta el 8%, como pasó en la época de la burbuja de la construcción. Es decir, el pleno empleo no existe nunca en el capitalismo, ¿por qué?

La respuesta la dio Carlos Marx en sus estudios sobre el funcionamiento del capitalismo. Este sistema vive del robo social del trabajo, la plusvalía, que se le extrae al mundo del trabajo. Es decir, los beneficios de las grandes empresas, de los bancos, de los capitalistas son productos de la explotación del trabajo. No es posible que haya tanta desigualdad en la población cuando los productos se compran y se venden por su valor. La producción es colectiva, social, o para decirlo de otra manera, pública, de toda la población trabajadora. Sin embargo debido a la propiedad privada de los medios de producción parte de esta producción social se la apropian legalmente, es robada por la burguesía capitalista.

Por ello mientras menos pague la patronal y más produzcan los trabajadores, los beneficios serán mayores al venderse las mercancías. Por eso como escribió Marx el salario es “lo justo y necesario para la subsistencia”. Y como hay que presionar y meter miedo a los trabajadores siempre tiene que haber un sector en paro que tenga necesidad de trabajar por un salario bajo. Además este sector de trabajadores en paro será “el ejército industrial de reserva” para proveer de mano de obra barata en los tiempos de expansión económica.

En el capitalismo solo se produce si los inversores (capitalistas, bancos…) tienen beneficios y las necesidades sociales no dan beneficios. Necesidades sociales hay; si se necesitan trabajadores para educación, la sanidad, la dependencia, para producir bienes útiles…, solo un sistema colectivo de producción sin ánimo de lucro y con vistas a satisfacer las necesidades sociales de toda la población, podrá solucionar el paro y erradicarlo. Pero para erradicar el paro hay que repartir las horas de trabajo entre toda la población en edad de trabajar sin bajar los salarios. Y este sistema no es otro que el comunismo.