Pensionistas: más mentiras y recortes a la población trabajadora

En España, en enero de 2017 se habían contabilizado 8.602.601 pensionistas y se calcula que cada diez años hay un millón más. La gran mayoría de ellos sobreviven con pensiones mínimas, una tendencia que va a peor año a año.

Los jubilados y pensionistas vienen perdiendo poder adquisitivo por sus bajos ingresos. Mientras, el precio de los servicios y otros productos básicos sube cada año. Pero además las subidas anuales del 0,25% decretadas por el gobierno, hacen imposible salir de la miseria a muchos pensionistas.

No hace mucho entró en vigor el Plan Estatal de la Vivienda 2018-2021. El texto inicial de este plan incluía una ayuda de doscientos euros para que los pensionistas propietarios de una vivienda pudiesen afrontar los gastos de servicios básicos como electricidad, agua, comunidad, etc. El Gobierno lo ha suprimido y solo ha mantenido el de la ayuda en caso de alquiler. Y aun el PP se jacta de defender más que nadie el sistema de pensiones.

Hay un gran cinismo de estos gobiernos cuando hablan de igualdad entre mujeres y hombres. La mujer percibe, para cualquier tipo de pensión, la mitad o menos que el hombre. El sistema de pensiones refuerza así la desigualdad, que el mercado laboral viene determinando. Además los trabajos domésticos no son considerados un ‘empleo’ y la mujer que trabaja para la familia, no tiene asegurada una pensión digna al llegar a la edad de jubilación, por poner un ejemplo de lo más notorio.

Por si fuera poco, a partir del 1 de enero de 2019 entra en vigor otro aspecto de esa ley de las pensiones que recortará aún más, un 0,5%. Favoreciendo a las pensiones más altas. En un reparto desigual las pensiones más bajas verán reducidas su revalorización, pero para que las altas se beneficien.

Según el antiguo secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ‘La reforma va a empeorar las pensiones más bajas para beneficiar a las más altas. Y lo que es peor, el Gobierno se ha comprometido con la UE a ahorrar con las pensiones. Todo lo que no ahorre en las pensiones más altas tendrá que hacerlo con las bajas.”

Nos queda la protesta en las calles. Los jubilados vienen reclamando pensiones dignas y los trabajadores tenemos hacer lo mismo, exigir empleos estables, sueldos y jornadas de trabajo dignas. Hay que acabar con el robo generalizado a los trabajadores. Es el momento de unir las protestas y salir a las calles.

¡Retomar un primero de mayo de lucha es necesario, por nosotros y por nuestro futuro!

Comments are closed.