Nuevo gobierno: Nueva oportunidad para luchar

En estos días se está constituyendo el nuevo gobierno de coalición, repartiéndose ministerios y vicepresidencias. Parece que hay prisas por tener ministerios y vicepresidentas con alguna que otra bronca, por qué ministerio me toca. Pero más allá de la anécdota, de los nombramientos, de la repartición de sillones, ¿qué política, este gobierno, ha prometido llevar a cabo?
Se engaña quien piense que con ministerios en manos de Podemos y con el gobierno “progresista” van a cambiar las cosas en profundidad. Evidentemente es más grato en el día a día ver un gobierno progresista en el parlamento, que oír las bravuconadas de la derecha y la extrema derecha enrabietada. Y aunque hay de nuevo ciertas ilusiones con este “nuevo” gobierno de progreso, no se puede faltar a la verdad: El PSOE es un viejo conocido y va a hacer la política de siempre priorizando al IBEX 35 a costa de aplicar una política anti obrera.
¿Hasta qué punto podrá Podemos arrastrar o hacer escorar –como dicen- hacia la izquierda la política socialista? ¡Bastante poco, ciertamente! ¡Y aún esto es discutible para muchos, dada su debilidad numérica y también la deriva ideológica mostrada por la formación desde sus inicios hasta la actualidad!
No nos hagamos ilusiones, sino luchemos verdaderamente para arrancarles verdaderas medidas en pro del mundo del trabajo y de las cuales no han prometido nada: como por ejemplo acabar con los despidos y ERE, la precariedad y temporalidad abusiva en el empleo, las ETT, por cierto, creada por los socialistas …
Ahora precisamente, en que aún pueden alardear de ser un “gobierno de progreso y de cara a la gente”, es el momento de los trabajadores y de la población en general para arrancarles mejoras efectivas y reales en el mundo del trabajo. Porque realmente sí se puede, en el sentido de que cuando los trabajadores se paran, se para el mundo, prueba efectiva de que son los que mueven los hilos de la sociedad y de que sin ellos nada funciona.