Metro de Madrid vuelve a la huelga

Los trabajadores de Metro de Madrid hicieron a finales de mayo tres días de huelga, de paros parciales, porque intentan negociar el Convenio Colectivo sin éxito. La empresa ha conseguido poner de acuerdo a los seis sindicatos con presencia en el metro puesto que tras más de 27 reuniones y seis meses de negociación, no hay ningún avance respecto al Convenio.

Ya la empresa, en enero, había intentado que los trabajadores renunciasen a su derecho a huelga, algo que además de inconstitucional es un verdadero ataque a la clase obrera en su conjunto. Se da el hecho de que la empresa ha intentado limitar el derecho a la huelga en varias ocasiones más; el último intento fue en enero, pero afortunadamente los trabajadores del Metro se negaron.

La presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes, del PP, declaró lindezas como que “esta huelga no tiene sentido”; han circulado noticias en contra de los trabajadores que “sí ganan sueldazos” para enfrentar a la opinión pública, práctica rastrera de siempre y que también utilizó el Ayuntamiento de Barcelona, en manos de Ada Colau, para desprestigiar a los trabajadores. Todo un clásico.

Y claro que tiene sentido renovar un Convenio Colectivo; y todavía más sentido cuándo la patronal lo que quiere es mermar derechos; por ejemplo la dirección del metro de Madrid quería hacer desaparecer los complementos por trabajar los festivos de Navidad, la indemnización cuando hay que pasar reconocimiento médico fuera del horario laboral, etc. Asimismo los trabajadores piden terminar su turno en la estación donde han empezado puesto que es una media de 30 minutos lo que pierden al regresar al puesto inicial y, si no, ser compensados con 14 días libres adicionales al año.

A pesar de los ataques recibidos los trabajadores no se rinden, saben que sólo la solidaridad entre ellos les hará fuertes, que su lucha dará frutos. ¡Viva la lucha de la clase obrera!