Los trabajadores no somos privilegiados

Estos días se vienen multiplicando las calumnias en contra de una categoría particular de trabajadores, los estibadores, que llevan un conflicto largo contra la liberalización de su sector.
El ministro de Fomento Íñigo de la Serna denuncia una “huelga encubierta” y el “sabotaje” por parte de los trabajadores en lucha —que tienen previsto una huelga de verdad a finales de este mes—. En los medios se los acusa de ser unos “privilegiados” porque tienen un buen sueldo…
Estos ataques traicionan el odio de clase de quienes los formulan: lo “insostenible” (otra palabra del ministro), para las élites, es que los trabajadores se defiendan.
Si los periodistas quieren hablar de privilegios, que investiguen las ganancias de los accionistas. Tener un trabajo y un buen sueldo no debería ser una excepción, debería ser lo normal.

Comments are closed.