Los trabajadores bengalíes resisten a la explotación

Los grandes grupos capitalistas como Wal-Mart, Carrefour o H&M son los máximos beneficiarios de la explotación de las trabajadoras y trabajadores bengalíes.

Centenares de miles de obreros del textil se manifiestan desde hace varios días en Bangladesh, cerca de Dacca, la capital, obligando a cerca de 300 fábricas a interrumpir su actividad. Denuncian las terribles condiciones laborales impuestas por patronos esclavistas y reclaman un salario mínimo de 100 dólares al mes, cuando los salarios de la gran mayoría de los 3 millones de obreros del textil se elevan a 38 dólares mensuales.

Los propietarios de fábricas textiles alegan que no pueden aumentar los salarios más del 20%. Pero, tras los explotadores locales, están los grandes grupos capitalistas como Wal-Mart, Carrefour o H&M, los mandamases que se benefician de la explotación vergonzosa de las trabajadoras y trabajadores bengalíes.