Los ricos y las Sicav

El patrimonio de ocho de las grandes fortunas españolas gestionado a través de Sicav -sociedades de inversión de capital variable- según parece aumentó hasta junio un 9,5 % al rozar los tres billones de euros. Hay que recordar que las Sicav las creó Felipe González en 1983, supuestamente para que los ricos no fugaran capitales. Aznar luego desarrolló la normativa que las regula. A través de estas sociedades las grandes fortunas en lugar de tributar un 30% como empresas, tributan al 1% en el Impuesto de Sociedades. No sólo un regalo a las grandes fortunas, sino un coladero de todo tipo que ha servido para mover su dinero libremente, camuflando las retiradas de dinero como reducciones de capital y otras lindezas.

Al cierre de junio de este año, el patrimonio gestionado por estas ocho sicav se elevaba a 2.979.065 millones de euros, frente a los 2.723.308 millones de euros del 2013: el equivalente al triple del PIB español (1,04 billones de euros).

Pues está claro: de esta bolsa tan escandalosa de dinero es dónde habría que meter la mano para la creación de puestos de trabajo y cubrir así todas las necesidades en Educación, Sanidad, etc… que toda la población está sufriendo. ¿O los recortes siempre van a ser para los mismos?