Los recortes en sanidad, no hay que olvidarlo, matan

Casi 875.000 personas han perdido el derecho a la asistencia sanitaria desde 2012, cuando entró en vigor el Decreto de Rajoy de “Medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones”, mucho título para una única cosa: recortar.

Y según parece, aunque el decreto recoge el derecho a la atención sanitaria para embarazadas, menores y atención en urgencias, se está produciendo, incluso en estos tres supuestos, numerosos casos de desatención. Y ocurre todo esto sin que aún el gobierno haya presentado ni un solo dato creíble del “ahorro” sanitario de los dos últimos años.

Todavía está muy reciente el caso del joven polaco que murió poco después de haber sido dado de alta en el Virgen del Rocío, en Sevilla, a pesar de los síntomas de desnutrición que presentaba y un peso de 30 kg. No hay, pues, que olvidar que los recortes en Sanidad matan. Y que estos recortes tienen responsables muy directos

Y en Andalucía, la sanidad…

Hablando de sanidad, la Junta de Andalucía, anuncia a bombo y platillo que el Programa sanitario “Niño sano”, que hasta ahora atendía a los menores de 4 años, va a ser ampliado para el próximo año para atender a los jóvenes de hasta 14 años. Dice la Junta que la previsión es que se atiendan a unos 400.000 niños más de los que se atiende a día de hoy. ¡Buena noticia! Lo que no entendemos es que tamaña ampliación se va a hacer, según la Consejera de Salud andaluza, “sin ningún coste o esfuerzo para la sanidad andaluza”

¿Atender tal ampliación sin costes? ¡Que me lo expliquen! ¿O acaso pretende la Consejera que tal ampliación recaiga sobre las mismas espaldas de siempre, en este caso, los trabajadores sanitarios?