Ley de “Seguridad ciudadana”: ¿de qué tienen miedo los políticos servidores de la banca y la patronal?

¿Qué significa que los políticos del PP necesitan más “perímetro urbano” para protegerse de las consecuencias de sus actos ? ¿Cómo interpretar eso sino como la “protección” de los servidores de una clase social parásita?

La futura ley Fernández consta de 55 artículos cuyo principal objetivo es el intento de ejercer un mayor control sobre las protestas callejeras. Por ejemplo, faculta a la policía a establecer “zonas de seguridad”, es decir, vetar un determinado perímetro urbano para impedir en ese espacio reuniones. En verdad, como lo subraya la prensa, permite sobre todo evitar los escraches en torno a la vivienda de políticos. También podrán ser retirados de forma expeditiva los vehículos que taponen una vía pública (tractoradas, marchas de taxistas o de camioneros), en caso de que los concentrados desobedezcan la orden de los antidisturbios de despejar las vías ocupadas. Además, la ley impedirá concentraciones o manifestaciones no autorizadas ante el Congreso, el Senado o los Parlamentos autonómicos, aun cuando los diputados no estuvieran reunidos en sesión plenaria.

Además, ¡qué casualidad!, estas medidas y las amenazas de Ana Botella y de Rajoy, de restringir el derecho de huelga, ocurren pocos días después de la huelga de la limpieza de Madrid. En verdad, no temen tanto los escraches y las manifestaciones en sí mismas. Todo esto lo controlan bastante bien con las fuerzas policiales actuales. Lo que de verdad teme todo el mundo burgués y de la derecha, es una explosión de rabia de la clase obrera que en luchas salgan del control del gobierno de hoy, de ayer, y de las direcciones sindicales. Lo que de verdad temen es una lucha de la clase trabajadora, que sea dirigida por los mismos trabajadores y que sea un obstáculo a sus ganancias multimillonarias y sus mentiras cotidianas a la gente, y que obliguen a prohibir los despidos, los recortes sociales, responsables de los millones de parados.

La Ley de “Seguridad” ciudadana es la expresión del miedo del poder político a lo que pueda venir en contra de ellos. Pero por mucha policía, leyes y muros que pongan, ninguna fuerza policial va a reemplazar el trabajo del jornalero en el campo, del obrero en la fábrica, del trabajador del servicio publico, etc. Ninguna ley impedirá que tarde o temprano los ataques de la patronal y su gobierno provoquen huelgas y luchas obreras contra su poder sobre la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.