Las medidas urgentes que debemos imponer

La situación social y económica se encamina sin freno hacia la catástrofe social con las medidas del gobierno y la propia dinámica del capitalismo. Las soluciones a la crisis en este contexto político y social no vendrán más que a través de cambios revolucionarios de la sociedad. No hay margen de maniobra dentro del sistema capitalista en crisis. Recordémoslo: los beneficios empresariales y financieros son fruto de los intereses usurarios de la deuda y préstamos, de los despidos y bajada de salarios, es decir, sus ganancias se obtienen a costa de bajar los salarios y de los recortes sociales.

Son necesarias medidas de urgencia que frenen los ataques del PP. Es un engaño pensar que con la Reforma y los recortes va a mejorar la economía. El gobierno sólo quiere salvar los negocios de la patronal y del sistema financiero a costa del pueblo trabajador. Por consiguiente, no hay solución en el capitalismo, la negociación sin lucha no sirve más que para la derrota segura. Los pactos sociales, sindicales que estamos habituados hasta ahora ya no serán posibles, sin convertirlos en verdaderos ataques a las condiciones de vida de la población.