La violencia contra las mujeres, violencia contra toda la sociedad

El 25 de noviembre fue, de nuevo, el día «El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer». Este día, celebrado en 80 países del mundo desde 1999, permite que una vez al año salga en los medios el abo- minable domino de hombres contra mujeres. Una de cada cuatro mujeres europeas fue maltratada por lo menos una vez en su vida.

Con la crisis de este sistema capitalista no ha mejorado la situación de las mujeres. Desde 2010, el número de denuncias por «violencia de género» ha bajado cada año al 2%, 3% o 4%. Pero entre 2010 y 2013, el número de víctimas mortales que han denunciado a sus agresores pasó de 30% a 18,2%. En verdad, como lo analiza el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, «el empeoramiento económico tiene un efecto disuasorio en las víctimas».

Para las mujeres de la clase trabajadora, a la situación económica se añade el peso de la opresión masculina, que la agrava. Según la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, “Las mujeres se separan y se divorcian menos que antes porque tienen menos recursos económicos”. Las mujeres de la clase trabajadora, son las mayores victimas del paro, tienen menos salario, y además de esta violencia social, deben vivir la violencia física y moral de los hombres. Los ataques de la patronal y sus servidores del gobierno están ampliando las desigualdades, que aumentan los sufrimientos de las mujeres con los dramas en las relaciones de parejas y familias. El machismo y su violencia no son genéticos y no están en la naturaleza de la humanidad. Es este sistema capitalista el que lo hace sobrevivir desde la edad media. Son 45 mujeres muertas por la violencia machista desde enero de este año y 52 en el año 2012. Como escribía Fourier1 a principios del siglo XIX, “el grado de emancipación de la mujer en una sociedad es el barómetro general por el que se mide la emancipación general”.

 

1. Charles Fourier. Socialista francés del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.