La O.I.T. constata que, en España, se vulnera la libertad sindical.

El Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T) ha constatado, en un reciente informe enviado al gobierno del PP, la represión del derecho a la huelga en España. Este organismo de Naciones Unidas, especializado en asuntos del trabajo y las relaciones laborales, considera que el art.315.3 del Código Penal español vulnera varios convenios de la O.I.T, relativos al derecho de libertad sindical y el derecho a   huelga.

El art. 315.3 del Código Penal contempla penas excesivas, carece de suficiente precisión, prevé sanciones excesiva- mente elevadas y es fuente de inseguridad jurídica para los trabajadores. Su aplicación, afirma la O.I.T., ha supuesto condenas desproporcionadas y no ha tenido en cuenta la necesidad de proteger el derecho a huelga.

El trasvase, masivo, de las rentas del trabajo a las rentas del capital, mediante el saqueo de los recursos públicos y la explotación de los trabajadores, ha aumentado la desigualdad entre clases, ocasionando un profundo retroceso en las condiciones laborales y sociales; y la reducción drástica de las prestaciones sociales no ha hecho más que aumen- tar la pobreza entre los trabajadores. Las reformas laborales de los diferentes gobiernos “democráticos” en España han asegurado el poder empresarial; debilitan la acción sindical; devalúan el empleo, los salarios y las condiciones de trabajo, además de criminalizar la protesta social con el único objetivo de salvaguardar los intereses de la burguesía, ante posibles conatos de resistencia y  movilización.

Los capitalistas son sagaces y reaccionarios y, ante la barbarie ocasionada por su avaricia, exigen de sus servidores (el Estado y sus gobiernos) protección. La reforma del art. 315.3 del Código Penal es un claro ejemplo de protección de los intereses burgueses, criminalizando los piquetes de huelga.

De los 81 procedimientos abiertos a trabajadores, en España, en 2014, ninguno de ellos se correspondió con actos de violencia. Que un organismo de la O.N.U, como puede ser la O.I.T, emita estos informes, está bien, pero no va a cambiar nada. Estos organismos son nidos de burócratas que justifican sus sustanciales sueldos con estos informes; la O.I.T no puede intervenir en los gobiernos y esta resolución solo será otro informe más. Este informe no es el pri- mero, ya se emitieron otros; sobre pobreza, sobre derechos laborales e incluso sobre la vulneración de los derechos humanos, especialmente en el trato a los inmigrantes y seguramente, no será el último.

¡El derecho a huelga se consigue haciendo huelgas!

Comments are closed.