La nueva ley del aborto que quiere la derecha, un dramático retroceso

Cuando hace dos años el gobierno del Partido Popular (PP) de Rajoy accedía al poder, prometió una recuperación económica y la bajada del paro. Promesas incumplidas. Al contrario, mantiene uno de sus compromisos tomados frente a su electorado más reaccionario adoptando un proyecto de ley que cuestiona la legislación referida al derecho al aborto, votada en 2010 con el gobierno socialista de Zapatero.

Este proyecto de ley, que será indudablemente confirmado por el voto del Parlamento con mayoría del PP y destinado a satisfacer a la derecha más reaccionaria y a la iglesia católica, impondrá a las mujeres un dramático retroceso, digno de los años del franquismo. El aborto solo será autorizado a las mujeres víctimas de violación, a condición sin embargo de que la violación sea declarada y probada. Será igualmente autorizado si está probado que el feto está muerto o no viable, pero a condición de que el embarazo presente un riesgo muy grave para la salud de la madre. Finalmente, estará autorizado si la vida de la madre está en peligro. En todos los otros casos el aborto estará prohibido incluso cuando el embrión parezca presentar riesgos de malformación y de minusvalías  graves. Una medida tanto más indignante cuanto que el gobierno está suprimiendo las ayudas a las familias que tienen hijos dependientes.

El recurso al aborto volverá a ser ilegal y duramente reprimido, como lo era bajo el franquismo. Los médicos que transgredan la prohibición corren el riesgo de una condena que puede ser de hasta tres años de prisión y seis años de inhabilitación profesional.

Las mujeres no tendrán más elección para abortar que ir al extranjero o a una clínica condescendiente si tienen grandes medios económicos. Para las más desfavorecidas, será necesario recurrir al aborto clandestino y arriesgado sin control médico, o aceptar un nacimiento no deseado.

En esta época de crisis, donde el desempleo de los jóvenes alcanza el 50% y donde muchos de ellos vuelven a vivir con sus padres, donde la miseria aumenta en las clases populares, este retroceso suscita reacciones y manifestaciones, único medio para que el derecho al aborto sea nuevamente impuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.